Fascismo y Capitalismo – Llewellyn H. Rockwell (13)

Capítulo 13 – La batalla de Hazlitt contra Bretton Woods

¿Cuál fue la alternativa al patrón oro para los políticos? el sistema monetario de papel moneda inconvertible, sistema que ningún político cambiaría, y esto por el beneficio de poder conseguir dinero barato, mismo que imprimen desde los bancos centrales contra promesas que los mismos políticos posteriormente incumplirán. La alternativa al control estatal del dinero, es un sistema monetario libre de toda influencia política como en su momento lo fue el patrón oro. Que el profeta estatista de Keynes haya vertido prejuicio y medio contra el patrón oro, fue porque en ese sistema no se admitía que el político pueda envilecer la moneda a su antojo.

¿Cuál es la consecuencia de expandir artificialmente el crédito? Pues las burbujas de activos, los errores de inversión empresariales, la descoordinación de la estructura de capital de la economía, etc. algo sobre lo que La Escuela Austríaca ha escrito de manera muy profunda.

Además de ello, los establecimientos políticos merecen desde el momento de su creación merecieron el repudio de Hazlitt, y esto por las creaciones megalomaníacas de los políticos y su pretensión de que con dichas creaciones cambiarán los efectos negativos de su propio estatismo. Ejemplo de ello son las mentiras y el (mal) acuerdo del Breton Woods.

Mintieron desde que asemejaron que sus políticas emulaban el patrón oro[1], y como buenos estatistas creyeron que con organismos supranacionales como el FMI, el Banco Mundial o su antecesor, el Fondo para la Recuperación … se solucionarían los problemas económicos causados por el estatismo y que afectaban las balanzas de pagos: inflación, gasto público, deuda, control de la economía, restricciones comerciales, estados gigantescos del bienestar, guerras, etc.

Un actor importante que ayudó a convencer que sin patrón oro las economías no tendrían impedimentos para envilecer sus monedas, fue Keynes. “Keynes, el maestro de la Conferencia de Bretton Woods, había recomendado esto y celebró los resultados. Para él, una moneda flexible y sin patrón era la clave para la manipulación macroeconómica de sus queridos agregados. En un sentido perverso, tenía razón en esto. Un gobierno con un patrón oro está seriamente limitado. No puede usar un martillo pilón para la oferta agregada y la demanda agregada. No puede gastar más allá de lo que tiene. Debe pagar los programas que crea mediante impuestos, lo que significa reprimir el apetito de bienestar y guerra. No puede haber un estado keynesiano sobre un patrón oro, igual que un adicto a la cocaína o un jugador compulsivo no pueden tener un presupuesto estricto”[2].

 Y no es cierto que el Bretton Woods albergara una suerte de patrón oro[3], y esto porque sólo Estados Unidos mantendría un dólar-oro, y el resto de las divisas podían ser divisas fiduciarias basadas en el dólar. Pero además de ello, el dólar no era convertible en oro a nivel interno, sino solo a nivel internacional y sólo por parte de los estados. Otro defecto del acuerdo fue que las naciones acreedoras (EEUU y Gran Bretaña) se comprometerían a comprar la moneda de las naciones deudoras para mantener el valor monetario a la par, lo que creaba incentivos de las naciones deudoras a devaluar su moneda y ganar “competitividad” en el comercio, o si por ejemplo veían peligrar sus reservas. “Nadie encontró nunca un problema lógico o un error factual en lo que escribía Hazlitt (los defectos mencionados anteriormente). No les preocupaba. Lo esencial era que había una megaprioridad para la élite internacional y ningún periódico respetable podía en realidad oponerse al plan[4].

Como mencionaba al inicio de este capítulo, actualmente vivimos bajo el sistema monetario de papel moneda inconvertible, sistema que en gran parte explica la gran recesión del 2007[5], la inflación mundial, o los problemas que la Fed[6] aún no ha sido capaz de resolver en relación a la Gran Recesión. La alternativa a este sistema que es funcional a los políticos y amantes de la planificación centralizada es la privatización del sistema monetario, permitiendo la acuñación de cualquier moneda, todo bajo un contexto de libre mercado. Es decir, por qué dejar en manos de los políticos, los burócratas gubernamentales o los ingenieros sociales, el control del dinero cuando el mismo es un orden espontáneo[7] que no necesito del estado mientras fue evolucionando[8]


[1] http://danifernandez.org/articulo/45-anos-sin-patron-oro/

[2] Página 162

[3] Un patrón oro real se implanta divisa a divisa. Ofrece convertibilidad nacional a la vista. Permite que los bancos quiebren. No tiene bancos centrales. Indudablemente no tiene ninguna institución monetaria internacional que preste dinero a los gobiernos quebrados. Es la única vía hacia la estabilidad real”. Página 174

[4] Página 172

[5] De los muchos trabajos interesantes similares en lo esencial, recomiendo este: https://www.eseade.edu.ar/wp-content/uploads/2016/08/riim57_tortul.pdf

[6] https://www.aier.org/article/what-does-the-federal-reserve-balance-sheet-look-like/

[7] http://www.eumed.net/cursecon/textos/Menger-origen-dinero.pdf

[8] https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://www.jesushuertadesoto.com/wp-content/uploads/2014/04/3.-Notas1.pdf&hl Pág. 148-161.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s